Pulpo a la plancha con patatas crema

Pulpo a la plancha con patatas crema

Acabamos de aterrizar de un viaje relámpago a Sevilla, la disculpa: ver la exposición de Velázquez y Murillo, la realidad: Sevilla bien merece un porrón de kilómetros. Qué bonita es esta Ciudad, cada vez que voy me gusta más.Y tenías razón Vesina, no es necesaria ninguna recomendación para comer bien en cualquier parte. Voy a pasar una recetita que es, aproximadamente, como a mí me parece que estaba guisado aquel pulpo.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 patas de pulpo cocido y posteriormente a la plancha
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • ½ cebolla dulce, 2 ajos
  • 2 clavos de olor
  • sal y pimienta de molinillo
  • 2 patatas grandes unos 300 grs.
  • leche que cubra las patatas
  • 1 vaso de nata líquida para cocinar
  • Aceite de oliva y pimentón picante

Elaboración:

Ponemos al fuego un cazo amplio, y cuando haya cogido un poco de calor incorporamos la mantequilla y un poco de aceite, lo dejamos que se caliente, antes de que humee, añadimos la cebolla y los ajos finamente picados, lo dejamos pochar 2 o 3 minutos.

Pelamos y partimos las patatas muy finas para que se cuezan enseguida, las incorporamos al cazo y cubrimos todo ello con leche, lo sazonamos con sal y pimienta y los 2 clavos de olor, lo dejamos cocer a fuego suave hasta que las patatas estén cocidas. Debemos mover con frecuencia para que no se nos peguen.

Mientras se cuecen las patatas vamos a preparar un aceite de pimentón: ponemos un cazo pequeño al fuego con un vaso de aceite de oliva virgen, una vez que esté caliente, sin que llegue a humear, lo retiramos del fuego e incorporamos el pimentón, lo removemos y dejamos reposar. Posteriormente lo colamos.

Cuando las patatas estén cocidas las incorporamos a un vaso batidor, y añadimos la nata, batimos a la máxima potencia e incorporamos la leche de la cocción poco a poco, debemos conseguir una crema con una consistencia de salsa mayonesa.

Ponemos una sartén al fuego pincelada con un poco de aceite y una vez bien caliente, pasamos por ella las patas de pulpo que ya tenemos cocidas, las partimos en aritos y dejamos el final de las patas enteras para adornar.

Y ahora viene el montaje del plato, allí fue una verdadera sorpresa, pues nos lo pusieron en unas bomboneras de cristal, con su tapa y todo y realmente estaba muy llamativo.

Yo no tengo aquellas preciosas bomboneras, pero sí unas copas muy aparentes y ponemos en el fondo de las mismas una cucharadita de aceite de pimentón, encima la crema de patatas y dentro las rodajitas de pulpo, como nos habrá sobrado un poco de aceite, lo empleamos para rociar  y dar color a nuestro plato.

Si tenemos sal en escamas no quedarían mal unas lasquitas por encima, sin pasarse.

Como habéis visto, esto no es más que un pulpo a la Gallega, pero con otros aires, gracias Rocío guapa, por facilitarme los ingredientes, que con la receta ya me he apañado yo. (Tampoco vamos a pretender que los camareros de los restaurantes nos den la receta). Me tuvo que decir que aquella crema era de patata, porque yo no fui capaz de sacar el sabor, seguro que ahí estaba ese secreto que siempre se guardan los profesionales, y que a mí me parece muy bien.

Hace mucho que no os lo digo, pero ya sabéis:  esta receta es vuestra, podeis poner, quitar, modificar lo que os parezca hasta que esté a vuestro gusto.

Utensilios de cocina:

Para mi forma de guisar, me resultan muy prácticos LOS CAZOS, recomiendo tener al menos 3 de diferentes tamaños y antiadherentes.

Sugerencias útiles:

El aceite de pimentón lo podéis preparar al microondas, calentándolo durante 75 segundos e incorporando el pimentón fuera del horno. Así si no tenéis cazo, como me ha ocurrido a mí, con una tacita lo arreglamos.

En el momento puré, he echado de menos un toque de nuéz moscada, probad que yo lo voy a hacer.

Ya sabéis que los purés de patata, no me gusta pasarlos por la batidora, porque se ponen gomosos, pero en este caso, y para conseguir una finísima crema he tenido que claudicar de mis principios.

Pulpo con ajonesa de patatas

El pulpo es uno de los entrantes favoritos para esta familia y, en una comida que se precie, casi nunca falta en la mesa pero, y ahí viene el “problema”, hay que variarlo.

Ah y otra cosa las patatas nos gustan siempre, sobre todo a la cocinera.

Ingredientes para 6 personas:

  • 4 brazos hermosos de pulpo cocido
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • 1/2 taza de leche entera
  • 1 taza de aceite de girasol
  • 3 o 4 patatas cocidas, depende del tamaño y de la afición que tengamos a las mismas
  • Pimentón picante
  • Aceite de oliva y sal en escamas, si no tenéis sal gorda.

Elaboración:

Últimamente compro el pulpo ya cocido pero si queréis hacerlo todo desde el principio, os indico cómo hacerlo en la receta a continuación de ésta.

Cocemos las patatas, enteras y con piel, con un poco de sal partiendo de agua fría. Una vez cocidas las dejamos enfriar y las pelamos.

Con la leche entera, el aceite de girasol y un poco de sal, hacemos una lactonesa (aunque todos sabréis hacerla, por si hay algún despistado, más abajo dejo la forma de hacerla).

En el vaso de la batidora donde tenemos la lactonesa, vamos incorporando trozos de patata poco a poco, así como los ajos de uno en uno, lo probamos de sal y ajo y cuando encontremos un sabor que sea de nuestro gusto ya la tenemos hecha. En cuanto a la cantidad de patatas, debe de quedar un puré espeso pero muy suave.

Hacemos un aceite de pimentón, dulce o picante, vosotros mismos: ponemos en un cazo como ½ vaso de aceite, lo calentamos y retiramos del fuego, dejamos que se atempere y echamos 2 cucharadas de pimentón, dejamos que se fría fuera del fuego y lo reservamos.

Pincelamos una sartén con un poco de aceite y la ponemos sobre el fuego, cuando esté bien caliente incorporamos las patas de pulpo y las planchamos.

Extendemos sobre una fuente de servir nuestra ajonesa de patatas y encima distribuimos las patas del pulpo, lo rociamos con un poco de aceite con pimentón y sal en escamas.

Lacto/Ajonesa de patatas:

Poner el aceite, la leche, y un poco de sal en el vaso de la minipimer, meter el brazo a fondo y batir hasta que se haga una crema compacta. Hasta aquí la lactonesa.

A continuación incorporar la patata poco a poco y ½ ajo para conseguir un puré más bien espeso, rectificar de sal y de lo que haga falta y a disfrutar. Esto es una ajonesa, no se si existe, pero a nosotros nos vale.

Cuidado con el ajo, si os sale demasiado fuerte os camuflará el sabor del pulpo, pero para gustos… los colores.

Sugerencias útiles:

Cuidado con el ajo, no es conveniente que su intenso sabor tape el sabor del resto de los ingredientes, conveniente incorporarlo poco a poco hasta conseguir un aroma de nuestro gusto.

Si nos os gusta la suavidad que proporciona la batidora a las patatas, también lo podéis hacer machacándolas con un tenedor, e incorporando la ajonesa, eso a vuestro gusto.

En el mismo apartado que encontráis la forma de cocer el pulpo, hay otra forma para hacer el aceite de pimentón, un poco más entretenida, pero muy rica.

Podéis poner en salsera la que os sobre, siempre hay alguno que no tiene suficiente con la del plato. 

Pulpo a mi estilo

Ingredientes para un aperitivo:

  • 2 brazos de pulpo cocido y planchado ligeramente en la sartén
  • 2 patatas medianas cortadas redondas
  • Pimentón picante

Para la vinagreta:

  • ½ pimiento rojo
  • ½ pmineto italiano verde
  • ½ cebolleta
  • Aceite, vinagre, sal 

Elaboración:

En una sartén de tamaño medio, ponemos un fondo de aceite, vamos colocando las patatas salpimentadas en capas, y la última capa la rociamos con aceite, tapamos la sartén y la dejamos a fuego lento durante 15 o 20 minutos. Hechas de esta manera nos van a quedar cocidas en aceite, si nos gustan doradas, sólo hay que subir el fuego y controlar que no se quemen.

El pulpo que ya lo tenemos cocido, lo pasamos por la plancha caliente, rociándolo con un poco de aceite.

Una vez que las patatas estén a nuestro gusto y antes de retirarlas del fuego, repartimos por encima los trozos de pulpo, en lonchas medianas, lo dejamos unos segundos que mezclen los sabores, e incorporamos la salsa vinagreta y el pimentón.

La vinagreta:

Cortamos en trocitos pequeños, del tamaño de un garbanzo aproximadamente, los pimientos y la cebolleta, lo mezclamos a nuestro gusto con vinagre aceite y sal (2 cucharadas de aceite por una de vinagre) y repartimos por encima de la preparación. Como toque final y, dependiendo del gusto de cada uno, espolvoreamos todo ello con el pimentón picante.

Cómo cocer el pulpo:

He dado por hecho que el pulpo estaría ya cocido, pero si no es el caso, cocerlo no es tan complicado, pero sí requiere una técnica, por cierto, muy fácil.

Lo primero y para que se cueza antes, es conveniente congelarlo durante 2 días y dejarlo descongelar lentamente dentro del frigorífico.

Ponemos una olla al fuego con tres vasos de agua y cuando empieza a hervir “asustamos” al pulpo, metiéndolo y sacándolo del agua, con esto conseguimos que no se le desprenda la piel y que mantenga un bonito color berenjena, se le arrugaran las patitas que nos servirán, si queremos, para adornar nuestra fuente.

Lo dejamos cocer el tiempo necesario (30 minutos aproximadamente), dependiendo del tamaño del bicho, podemos comprobar el punto pinchando la carne con una brocheta o un palillo, y cuando veamos que entra sin dificultad, estará hecho. Esto también dependerá del gusto de cada uno en el caso de mi familia, nos gusta que oponga un poquito de resistencia al masticarlo.

Una vez cocido lo podemos utilizar en cualquier preparación.

Consejos útiles:

Últimamente y si es solo para un aperitivo, compro 1 o 2 brazos de pulpo ya cocidos, aunque hay alguna diferencia en precio, si contamos lo que mengua el bicho, el tiempo de cocción y el color exterior que le queda, lo comido por lo servido.

Para las preparaciones a la gallega, podemos tener preparada una emulsión de aceite con pimentón dulce, que a parte de dar un bonito color a nuestros platos, aporta un intenso sabor.

Preparación del aceite: 1/2 cebolla picada en juliana, 1 ajo laminado y 1 vaso de aceite de oliva suave, lo ponemos a pochar muy lentamente y cuando la cebolla está pochada, la retiramos del fuego e incorporamos 3 o 4 cucharadas de pimentón dulce, dejamos que se haga con el calor residual sin que se queme y una vez frío lo colamos, y reservamos para utilizar en su momento.

No se me ha olvidado la sal, es que el pulpo es un animalito muy resalado, no obstante, es necesario probarlo, e incorporar un poco de sal si es necesario, también la clásica sal en escamas una vez terminado el plato. En estas recetas, se nota que las pasa una hipertensa. 

Sobre Las comiditas de mami

Quizás te interese

arroz con pollo

Arroz con pollo

Deliciosos muslos de pollo preparados, cubiertos con un maravilloso aliño, calentados sobre un delicado arroz …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *