ÚLTIMAS RECETAS

Salsa churrasco

Aunque su nombre la clasifica, en verdad la salsa churrasco es el complemento perfecto para cualquier tipo de carne. Es la forma más deliciosa de acompañar los asados hechos en la barbacoa, cuando llega el verano; pero también tienen espacio para costillas de ternera, de cerdo, e inclusive a la hora de hacer pechuga de pollo al estilo BBQ. Conocer cómo hacerla en casa les dará muchas herramientas para variar sus recetas típicas de proteína animal; y sorprender en casa.

salsa churrasco

Este tipo de salsa no solo explota los sabores sobre todo en las carnes rojas, con las que se funde a la perfección; sino que también suma jugosidad y frescura. Razón por la que es considerada un acompañante nato a la hora que hablamos de barbacoas, o carnes asadas.

Lo importante de hacerla en casa, y no comprar alguna versión del super; es porque se cuida el tipo de alimentos utilizados, y se eliminan los conservantes. Lo que es un punto bastante positivo, cuando buscamos una alimentación saludable que no sacrifique el sabor ni los buenos momentos. Por ello, queremos ponernos manos a la obra para que la integren en su próxima preparación… ¡Que la disfruten!

Salsa churrasco thermomix

Como la tecnología nos ha dado una mayor dosis de facilidad y practicidad; los robots de cocina thermomix, simplifican aún más las recetas más sencillas. De esta manera, poner en empleo los utensilios más novedosos, nos ayudará a tener una salsa churrasco en cosa de contados minutos.

Ingredientes:

  • 200 mililitros de aceite de oliva.
  • 100 mililitros de vino blanco.
  • 2 cucharadas de tomate frito.
  • 5 dientes de ajo.
  • 1 cucharada de vinagre.
  • 2 cucharadas de pimentón dulce.
  • Hojas de laurel.
  • Orégano.
  • Comino.
  • Sal.

Preparación

Tomen el vaso y añadimos los ajos, el orégano, el pimentón, el comino y la sal; seguido de ello, programen a velocidad 6 por 30 segundos, con el vaso tapado. Observen los pedazos de los dientes de ajo; y si necesitan un tamaño más pequeño, repitan por 15 segundos. Bajen la mezcla que haya podido quedar dispersar en las paredes con una cuchara.

Agreguen el aceite. Lo siguiente será programar el robot esta vez a velocidad 5 por 30 segundos, para que todo se compenetre completamente. Para darle cuerpo a la salsa, se añade el tomate en conjunto con el vinagre, y en velocidad 1 culminan de mezclar todos los ingredientes.

Para finalizar, prueben la sal, y de ser necesario, agreguen una pizca de pimienta. No quedará más sino vaciar en un bol o envase hermético y conservar hasta que vaya a utilizarse.

Salsa churrasco casera gallega

Para conseguir una salsa churrasco casera gallega, solo necesitamos agregar un par de ingredientes más. También, mostraremos el procedimiento convencional, como alternativa de los que no posean Thermomix.

Aparte de los ingredientes bases, utilicen también 1 cucharada de tomillo, 1 cucharadita de pimentón picante, y en este caso no utilizaremos el tomate frito. Como resultado, tendremos una salsa menos roja, y para que espese, la dejaremos mermar a fuego mínimo.

Preparación

En primer lugar, se pelan los ajos y se machacan. Aunque algunos los filetean, nosotros preferimos golpearlos para que desprendan más su sabor a la hora de cocinarlos. Los reservamos en primera instancia.

En una cazuela colocamos el aceite de oliva y el vino. Se le agrega el ajo, el vinagre y las hiervas u especies. Mezclen muy bien para que todo se integre. Cuando tenga un aspecto uniforme, coloquen el pimentón dulce y la sal. En este caso, nuestro secreto es que luego de tener todo integrado, lo pondremos en la licuadora a velocidad 1 para que se espese.

Cuando esté listo, se pasa la mezcla por un colador, para retirar los trozos gruesos que hayan quedado. Como resultado, conseguirán una salsa totalmente líquida y sin grumos.

Para terminar, lo vierten en una cazuela mediana, y lo colocan a cocinarse en fuego mínimo por un tiempo superior a 5 minutos, o hasta que vean que la salsa burbujee. De esta manera estará hirviendo y por consiguiente, mermará un poco.

Apaguen la estufa y déjenla reposar. Al enfriarse habremos conseguido la salsa con la textura y sabor perfecto; ideal para emplatar, saborizar y condecorar las carnes servidas en casa o con amigos.

Conclusiones

Como bien indicamos, no solamente aumenta el sabor proteico, sino que también ayuda con los jugos de las carnes. Razón por la que, si se van a hacer costillas o carne al horno, es una excelente idea no solo colocar la salsa al final, sino coser cada pieza en ella. Para esto, se bañan con una brocha de cocina por ambos lados, y cada vez que se saquen del horno para voltearlas, se vuelven a humedecer con la salsa.

Por otro lado, también puede usarse este aderezo como base donde se cocine carne guisada, e incluso, donde se ablanden las papas de guarnición… En fin, tiene una utilidad enorme en la cocina, y estamos convencidos que sabrán aprovecharla.

Sobre Las Comiditas De Mami

Quizás te interese

Costilla de ternera al horno

La cocina ha logrado crear todo tipo de variantes a la hora de preparar la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *