Lenguado asado en salsa de centollo

Lenguado asado en salsa de centollo

Estos lenguados iban a ser a la meuniere, a la molinera en román paladino, para que nos entendamos todos y como quiera que tengo la costumbre de ir probando las salsas según las voy haciendo, no me cuadraba mucho el excesivo sabor a limón, entonces recordé que el cocinero vasco Robinfood, en este guiso incluía un caldo de carne, lo cual tampoco me encajaba, y eché mano de un caldito que había reservado con anterioridad de cocer un centollo, y así salió la receta que os paso.

Por supuesto que no se parece en nada al meuniere, el cual dejo para mejor ocasión 

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 lenguados de ración
  • 1 tacita de caldo de centollo ( puede valer otro caldo de marisco o pescado)
  • el zumo de medio limón
  • 50 grs. de mantequilla
  • 1 vaso pequeño de aceite de oliva suave
  • 4 ajos partidos en láminas
  • 1 cucharada de perejil fresco picado

2 patatas cocidas para la guarnición.

Elaboración:

Precalentar el horno a 180º con grill

Pedimos al pescadero que nos descame bien los lenguados, tanto la parte negra como la blanca, y ya en casa los lavamos y  los dejamos escurriendo hasta el momento de cocinarlos.

En un cazo echamos la mantequilla, la mitad del aceite y el zumo de limón, lo calentamos a fuego suave para que la mantequilla no se nos queme. Una vez fundida añadimos el caldo de centollo y la probamos para ver si está a nuestro gusto. Rectificamos de sal si es necesario (el caldo de centollo ya lleva sal).

Secamos con un papel de cocina los lenguados y los salpimentamos, los colocamos en la bandeja del horno, previamente untada con un poco de aceite o mantequilla y los rociamos con la salsa del cazo, (reservamos un poco para añadirla un momento antes de terminar la cocción).

Metemos la bandeja al horno durante 15 minutos a 180º, si os gustan más hechos añadir más tiempo.

5 minutos antes de sacarlos ponemos por encima los ajos partidos a nuestro gusto y el resto de la salsa, los dejamos que acaben de hacerse y una vez acabada la cocción,  los sacamos del horno para evitar que se seque la salsa.

Como guarnición: unas patatas cocidas y cortadas en rodajas,  las aliñamos con la misma salsa de los lenguados.

Sugerencias útiles:

Salvo excepciones, no me gusta quitar la piel a los pescados y menos aún si van a ir al horno, me parece que los resguarda del excesivo calor y evita que se sequen, pero sí es imprescindible que estén bien descamados.

La cosa del caldo de centollo fue en el último momento, cuando ya pensaba que los haría fritos y sin ninguna salsa, pero ya veis que guardar caldos tiene su utilidad.

Aunque fue un guiso improvisado, os recomiendo que lo hagáis pues salió muy rico.

Sobre Las comiditas de mami

Quizás te interese

receta de gumbo

Receta gumbo

Contenido de la receta Receta gumboIngredientes para 2 personasTiempo de preparación y dificultadPreparación Receta gumbo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *