Huevos con espinacas

Huevos con espinacas

“A la florentina”, los llaman los franceses desde que,  según cuenta la Historia, Catalina de Medicis, florentina ella, llegó a Francia para casarse con quien todavía ni tan siquiera era Delfín, luego sería Enrique II, pues bien la tal señora llegó a la Corte francesa acompañada de una corte de cocineros y la receta de estos riquísimos huevos.

En términos generales, el término a la florentina,  son filetes de pescado blanco, carnes blancas, etc. hervidos o a la plancha, presentados sobre un lecho de espinacas salteadas en mantequilla y napados con salsa bechamel ó salsa mornay, los huevos también son un clásico con esta salsa. Nosotros los españolizamos un poco y usamos aceite de oliva, un poco de jamón y, en este caso, queso manchego semicurado, para dar alegría al plato.

Ingredientes para 4 personas:

  • 8 huevos
  • 4 lonchas de jamón muy finitas
  • Taquitos de jamón para la bechamel (2 cucharadas aprox.)
  • 60 grs. de mantequilla/60grs. de aceite de oliva
  • 300 grs. de hojas de espinacas
  • 60 grs. de harina
  • 1 litro de leche (o menos, según vayáis viendo la textura de la salsa)
  • Queso manchego semicurado
  • 50 grs. de queso fresco, tipo filadelfia, mascarpone, etc.
  • 1 cebolla mediana, sal y pimienta negra de molinillo.

Elaboración:

Precalentamos el horno a 240º

Ponemos una sartén o un cazo al fuego, echamos la mantequilla y antes de que acabe de derretirse incorporamos la cebolla en juliana y los taquitos de jamón, dejamos que pochen lentamente, para que se hagan bien sin quemarse.

Añadimos la harina y la dejamos que se cocine unos minutos. A continuación incorporamos la leche poco a poco, procurando que no se hagan grumos y el queso fresco, probamos como va de sal y rectificamos si fuera necesario. Reservamos esta bechamel.

En un cazo o sartén incorporamos las hojas de espinacas, las sazonamos con sal y un chorro de aceite de oliva, removemos y cuando hayan bajado un poco las añadimos a la bechamel, mezclamos bien y las volcamos en cazuelitas individuales o en una cazuela grande. Hacemos los huecos para los huevos y los vamos cascando uno a uno.

Rallamos el queso y lo espolvoreamos sobre la cazuela.

Lo adornamos con las lonchas de jamón o bacón y lo metemos al horno el tiempo necesario para que se cuajen, con cuidado de que las yemas queden blanditas.

Bajamos la temperatura del horno a 180º.

Yo no hecho sal a los huevos, pero antes de meterlos al horno podéis poner una pizca en cada uno.

Sugerencias útiles:

La bechamel debe de quedar clarita, como unas natillas, por lo que la cantidad de leche a utilizar no es exacta.

Si no os gusta o no tenéis queso fresco, podéis usar nata de la que se utiliza para montar que es un poco más espesa que la de cocinar.

Los quesos que he utilizado son los que gustan a la familia, y creo que lo mismo podéis hacer vosotros.

Hay quien pone en el fondo de la cazuela de barro la mitad de las espinacas, encima coloca los huevos, y a continuación otra capa de espinacas, encima ralla el queso y al horno. Pues bien, a gusto del consumidor, como todas las cosas.

Sobre Las comiditas de mami

Quizás te interese

receta de gumbo

Receta gumbo

Contenido de la receta Receta gumboIngredientes para 2 personasTiempo de preparación y dificultadPreparación Receta gumbo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *