Bonito con tomate

Bonito con tomate

Dicho así, parece una receta más, pero no, un buen bonito, aderezado con un buen tomate, ambos de temporada, pueden hacernos tocar el cielo con las manos. Mi abuelo Delfin, vasco él, y como tal un enganchado total a la cocina vasca, cuando en casa había bonito, generalmente en día de fiesta (la economía no estaba para muchas alegrías), solía decir que disfrutaba como un gorrino en el barro.

Es un plato muy simple y como todos los de estas características sólo precisa, buen producto y no pasarse de cocción.

Os voy a decir como lo hago yo y si queréis podéis ponerlo en práctica

Ingredientes parta 4 personas

  • 800 grs. de bonito
  • 1 kilo de tomates muy maduros, pero no pasados
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde italiano
  • Aceite, sal y pimienta de molinillo

Elaboración:

Calentamos  a tope una sartén con una buena pincelada de aceite de oliva virgen y  pasamos las rodajas de bonito por la misma, vuelta y vuelta (por decir un tiempo,  no más de 20 segundos por cada lado),  las sacamos del fuego y las sazonamos con sal y pimienta, las dejamos reposar hasta que el tomate esté en su punto.

Pelamos los tomates, los picamos y los dejamos en un colador escurriendo el jugo, no lo tires que lo aprovecharemos.

Picamos la cebolla, los ajos y el pimiento verde, los ponemos en la misma sartén del bonito, añadiendo un poco más de aceite, lo sazonamos con un poco de sal para ayudarlos en el pochado.

Cuando estén a medio hacer, incorporamos el tomate,  lo mezclamos bien y dejamos que se fría muy lentamente, añadimos el jugo que hemos reservado según vaya espesando, pasados 20 o 25 minutos el tomate estará frito, es el momento de pasarlo por un pasapurés, nada de batidora, ponemos de nuevo la sartén en el fuego, echamos la salsa y dejamos que se vuelva a calentar  y cuando empiece a hacer chup-chup, incorporamos las rajas de bonito, las dejamos  cocer en la salsa dos o tres minutos, no más.  Retiramos la sartén del fuego, la tapamos y dejamos reposar hasta el momento de llevarlo a la mesa. 

Sugerencias útiles:

Con dos minutos un poquito largos de cocción, más el sellado del principio, os quedará un pescado muy jugoso, si os gusta más hecho, añadid algún minuto más. Pero luego no me digáis que el bonito es un pescado muy seco.

Es un plato que podemos comer frío o caliente,  y de un día para otro está mucho mejor. Y si lo tenéis que calentar,  nada de microondas, un buen baño María y listo. También da buen resultado para calentarlo, sacar el bonito de la salsa, dejarlo a temperatura ambiente y calentar la salsa a tope en una sartén o donde os parezca, luego rociamos el bonito con la salsa muy caliente, lo tapamos con papel de aluminio hasta el momento de usarlo y a disfrutar.

Lo podéis hacer en rodajas o en medallones, yo suelo quitar la espina de la raja antes de sacarlo a la mesa, me suelen quedar 4 filetes hermosos.

Hay quien a la salsa de tomate añade la misma cantidad de azúcar que de sal, no es mi caso, la cebolla ya le aporta un ligero sabor dulce y  a esta familia es así como nos gusta.

Ya se que todo esto es tan simple que todos lo sabéis, pero y  ¿si hay algún despistado por ahí? Pues va por él.

Sobre Las comiditas de mami

Quizás te interese

receta de gumbo

Receta gumbo

Contenido de la receta Receta gumboIngredientes para 2 personasTiempo de preparación y dificultadPreparación Receta gumbo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *