Magdalenas caseras

Algo que nos ocupa muy constantemente, es contar con algún postre con el cual podamos recibir la tarde entre tazas de cafés y sonrisas genuinas. Con motivo de conseguir un aperitivo dulce que satisfaga los antojos de la tarde, podemos explorar opciones diversas que vayan desde productos de panadería, mezclas de caja para hacer en el hogar, o recetas totalmente caseras.

En los hogares españoles han logrado calar perfectamente las magdalenas, razón por la cual puede ser nuestra primera opción a la hora de ir detrás de un postre para fiestas, atardeceres, o para servir como bocadillo de los niños.

Con motivo de la popularidad y lo clásicas e infaltables que son en cuanto a postres hablamos, les ayudaremos a preparar las mejores magdalenas caseras.  Se necesitan un par de trucos para lograr la consistencia perfecta, pero… No se preocupen ¡Es realmente muy fácil de prepararlas!

¿Magdalenas y cupcakes son lo mismo?

Pese a que pueden confundirse como términos que son sinónimos, realmente hacen alusión a dos tipos de dulces diferentes que, aunque son similares, varían en ingredientes y preparación.

Poseen en común la cualidad de ser una mezcla pastelera que se deposita en un pequeño depósito de papel, para ser horneado. Sin embargo, la única diferencia que poseen no es precisamente que los cupcakes se encuentran decorados en la superficie y las magdalenas no.

En primer lugar, el postre que hoy nos acoge es un invento francés, que llegó por fortuna a las cocinas españolas en la mezcla cultural inevitable, y logró asentarse como parte de la pastelería autóctona. Los cupcakes son parte de las costumbres estadounidenses, y aunque han tenido una proyección mundial muy alta, esto explica cómo es que son dos postres diferentes.

La magdalena, en primer lugar, posee una textura en su interior que suele ser mucho menos densa que la del cupcakes. Generalmente conserva una sensación esponjosa, manteniendo la cremosidad del postre, otorgando un bocado suave y perfecto para ser acompañado con alguna bebida achocolatada o café.

Está hecha con aceites vegetales, lo que permite que, aunque de igual forma tenga un valor calórico considerable, sea inferior al de los cupcakes. Si se utilizan alternativas de edulcorantes, se aumentaría su función saludable, lo que será perfecto para que las ingieran toda la familia sin culpas.

Otros aspectos que destacan a la magdalena por encima de cualquier otro dulce similar, es la forma levemente cónica que se forma en su parte superior a la hora de ser horneada. Esto, como resultado de haber batido la mezcla hasta formar numerosas burbujas, lo que explica no solo su textura esponjosa, sino la elevación surgida con el calor.

En cuanto a otra de las características de nuestro postre favorito, es la ausencia de frutas, o complementos extra dentro y fuera de la mezcla. En los casos más frecuentes se utiliza limón o vainilla, lo que suele ser más aceptado dentro de la industria de magdalenas. Pues, colocar cacao u otros, modifica radicalmente el sentido original que busca el dulce.

Magdalenas Caseras

¿Cómo hacerlas en casa?

Con esta receta, ya no tendrán que verse obligados u obligadas a adquirirlas en una panadería cuando tengan antojos de unas buenas magdalenas. Aprenderán a realizar dulces sin pérdida conservando el sabor casero y fresco de lo hecho con amor.

Además de ser muy sencillas de preparar, también pueden conservarse en latas o envases herméticos por varios días. ¡Pueden hacer muchas y comer cuando quieran!

Ingredientes: Para 20 magdalenas.

  • 3 huevos grandes.
  • 200 gramos de harina leudante.
  • 125 gramos de azúcar o algún otro edulcorante de su preferencia.
  • 50 mililitros de leche entera, light, o de almendras.
  • 100 mililitros de aceite de oliva extra virgen.
  • 2 cucharadas de levadura o polvo para hornear.
  • Una pizca de sal.
  • Moldes de papel rizado para colocar las magdalenas, y un molde de aluminio o silicona para colocarlos en el horno.  

Preparación de la mezcla

El primer paso consistirá en verter los huevos en un bol, para posteriormente batirlos enérgicamente a modo de producir las burbujas que garantizarán el aspecto esponjoso de las magdalenas. Deben aumentar su tamaño y cambiar la coloración a una más clara.

Luego de que los huevos estén en el punto adecuado, es hora de agregar el azúcar sin dejar de batir, hasta notar que se haya disuelto por completo. Lo siguiente será añadir el aceite en forma de hilo mientras no paramos de batir para compactar todo en una mezcla homogénea.

En cuanto a la leche, se colocará de igual forma que el aceite, suministrándola de a poco, mientras se integran todos los ingredientes al batir. Al tener una mezcla bastante líquida, se le agrega la harina, la sal y la levadura, sin dejar de remover en ningún momento a modo de evitar grumos. Cuando esté lista deberán dejarla reposar un aproximado de 10 minutos.

Si quieren colocar un toque especial a sus magdalenas, o variar el sabor, añadir limón o esencia de vainilla le depositará un aire divertido y especial.

Horneado perfecto

Pasado el tiempo necesario para que la mezcla se asentara, se toman los moldes para magdalenas y se le coloca el papel rizado a cada uno de los espacios. Lo siguiente será depositar la crema, dejando un espacio de un centímetro entre la preparación y el limite del papel, lo que equivaldría a una ¾ parte.

El horno debe estar precalentado por unos 15 minutos antes de agregar la bandeja con las magdalenas. Pasado ese tiempo y con el horno caliente, se colocan los dulces a 200°, exigiéndoles como pasteleros que deban estar atentos a la cocción, ya que el tiempo en los hornos puede variar.

En vista de que es un tiempo corto, en ningún momento podremos abrir el horno, pues se estaría perjudicando el proceso de elevación de las magdalenas, característica que la destaca.

Si poseen dudas sobre si el horneado está siendo el correcto, cerca de cumplirse los 15 minutos podrán verificar que el copete de las magdalenas se encuentre con textura crujiente y color tostado: De esta manera podrá constatarse que están listas… ¡Ya solo resta comer!

Sobre Las comiditas de mami

Quizás te interese

bizcocho de manzana

Bizcocho de manzana

Si de postres favoritos se trata, los pasteles encabezan el número uno de la lista, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *