ÚLTIMAS RECETAS

Costilla de ternera al horno

La cocina ha logrado crear todo tipo de variantes a la hora de preparar la proteína animal; encontrando las formas más sencillas para lograr un resultado impecable. La costilla de ternera al horno es una manera muy sencilla de hacer la carne en una alternativa a la brasa; pero en menos tiempo, sin riesgos de que se queme, y con un sabor inigualable.

costilla de ternera al horno

Es una receta que no puede faltar en la mesa de casa; y que a su vez funge como una alternativa muy interesante para cocinar cuando hayan invitados en casa. Para los amantes de la carne, será la mejor comida que se les podrá ofrecer, ya que los sabores recopilados por la costilla no dejan indiferente a quien los prueba.

Sin embargo, para lograrlo no será necesario montar la barbacoa, hacer brasas o ir a un restaurante. Solo necesitarán precalentar el horno y dejar que haga todo el trabajo. Facilita el empleo al no necesitar de un tratamiento especial; quedando jugosa y bien dorada sin tener que hacer esfuerzos sobre humanos. Solo serán necesarios conocer algunos trucos para lograr el aderezo ideal, y ponerse manos a la obra con una de las mejores formas para comer carne de ternera ¡Vamos a ello!

Receta de costilla de ternera al horno

Para poder lograr satisfactoriamente esta receta, e impactar con un plato de calidad profesional; existen algunos atajos culinarios que ayudan al propósito. Minimizan el margen de error, y les ayudará a perfeccionar sus conocimientos no solo con la costilla de ternera al horno; sino también a la hora de cocinar otro tipo de carnes.

Consejos

  1. En primer lugar, compren un costillar que tenga una buena cantidad de grasa por dentro, porque además de aportar sabor, también mantiene la humedad de la carne. De esta forma, se conservan jugosas, suaves y muy apetecibles.
  2. De todas maneras, limpia el exceso de grasa en el exterior, para que tampoco abusemos de este elemento. Lo importante serán las líneas de grasa que se ven dentro, las del exterior puedes retirarla en su mayoría.
  3. En caso de haber comprado el costillar entero, la forma de evitar que se encoja o se ovale mientras está en el horno; es extrayendo la membrana que cubre la pieza. Es parte de la limpieza de la costilla, y ayuda a que todo se cosa sin incidentes.
  4. La preparación del aderezo o salsa para la costilla, estará abierta a modificaciones. Pueden hacerla tipo BBQ, que definitivamente les hará chuparse los dedos. Como también pueden mantener los sabores naturales de la carne, solo potenciándolos con hiervas que amenicen el gusto.
  5. Será importante que antes de comenzar a hornear la carne se deje reposar 30 minutos con las hierbas y condimentos. Para una mejor absorción de los sabores; también pueden pinchar la carne con un tenedor, y agregar más los hoyos formados; de modo que entre lo más posible al interior del costillar.
  6. Darle vuelta al costillar mientras se hornea será muy importante para evitar una cocción desigual. De esta manera, con un par de veces estará bien, pero en caso que no puedan voltearla regularmente. Al menos asegúrense que dure la misma cantidad de tiempo cociéndose por cada lado del costillar.

Ingredientes: Para 6 personas

  • 6 costillas de ternera grandes.
  • Salsa barbacoa.
  • 4 dientes de ajo.
  • Condimento para BBQ.
  • 4 cucharadas de miel.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Orégano.
  • Comino.
  • Sal y pimienta.

Preparación

Luego de tener totalmente limpia la carne, lo siguiente será lavarla con abundante agua, hasta que haya soltado la textura babosa que pudiese tener en principio; y no esté sangrando en demasía. También pueden dar algunos golpes a la carne con una piedra para romper algunos tejidos y de esta manera que la carne se suelte más.

Luego, se colocan las costillas a marinar en pimienta, sal, y las hiervas escogidas: orégano y comino. Pasados 30 minutos, se envuelven en papel aluminio cada una de ellas, o de dos en dos, formando 6 o 3 paquetes. Posteriormente se colocan en una bandeja para hornear, y se ingresan al horno por un periodo de 40 minutos, para que no se sequen. En este paso no es necesario voltearlas, ni hacer ningún paso extra. Solo buscaremos que se hagan a un término medio.

Mientras están en el horno, proceden entonces a hacer la salsa: Tomen un bol e ingresen la miel, unas gotas de aceite, el condimento para BBQ y la salsa barbacoa. Muevan todo hasta tener una mezcla homogénea. Prueben y rectifiquen la sal, considerando el punto que ya tiene la carne que tenemos en el horno.

Cuando se haya cumplido el tiempo, se saca la carne y se deja enfriar un poco para poder retirar el papel aluminio; o se quita con ayuda de unos guantes de cocina. Con mucho cuidado, las colocan en una bandeja, y con una brocha las bañan con la salsa que acaban de preparar. Las cubren por ambos lados, y vuelven al horno para que la carne termine de coserse y se dore con la salsa.

Se debe hornear a 200° grados por 25 o 30 minutos, volteándolas al menos una vez. Pasado este tiempo prueben la cocción al pincharlas. Así podrán percatarse de que la carne se deshaga fácilmente. Como la mezcla tiene miel, el interior de la salsa se adhiere bastante bien a la carne, y terminan con un aspecto caramelizado irresistible.

Costilla de ternera al horno con patatas

A la hora de pensar en la guarnición ideal de esta receta, es inevitable no asociarlo con patatas al horno… ¡La combinación es una delicia! Además, es muy fácil de hacer, porque solo necesita ser agregada al horno en la misma bandeja de la carne.

Para agregarlas a la receta, tomen 6 patatas y píquenlas a la mitad o en trozos, según el tamaño de cada una. Luego, frótenlas con sal, orégano e incluso un poco de la salsa BBQ si desean. Reserven, y las colocan al horno cuando se ponga a hornear la carne en la salsa hasta dorar. En este tiempo deberían estar listas, y sino, sacan la carne y continúan las papas al horno por 5 minutos más.

Costilla de ternera al horno con vino blanco

Para variar un poco más el sabor, se puede añadir vino a la salsa. En este caso, se sustituye la miel por este elemento. Agreguen 3 cucharadas inicialmente, y en caso de que quede muy espeso pueden verter un poco más. Pero realicen una añadidura medida, para evitar resultados muy líquidos.

Esto le aportará mayor jugosidad a la carne, y aunque no quedará caramelizada en su exterior, se dorará de igual manera; consiguiendo un sabor diferente.

Sobre Las Comiditas De Mami

Quizás te interese

Salsa churrasco

Aunque su nombre la clasifica, en verdad la salsa churrasco es el complemento perfecto para …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *