Espaguetis con gulas

Los espaguetis con gulas son una alternativa infaltable en casa, considerando que no solo ofrece rapidez y facilidad de cocción, sino también economía: ¡Solo se necesitan ingredientes básicos! Lo que lo convierte en un plato codiciado… Y si ustedes, queridos lectores, se están iniciando en la cocina; es una forma inigualable de hacerlo.

espaguetis con gulas

Pese a que las pastas son un factor común en restaurantes, tanto tradicionales, mediterráneos, como gourmet; tenemos una firme convicción que nada se iguala a cocinar en casa. Permite cambiar, innovar y medir la frescura de los alimentos que se emplean. Entonces… ¿Por qué comprar la comida si podemos cocinar algo sencillo, en 30 minutos y hecho con amor?

Justamente esto ocurre con los espaguetis con gulas, los cuales enamoran a todo aquél que tenga gusto por las pastas… e incluso los que no tanto. Consiste en una forma diferente de consumir productos marinos, saliéndonos de lo ordinario; e incursionan en la cocina más bien alternativa, pero de igual manera deliciosa.

Es un plato que se adapta a todos los gustos de casa, y que encanta a los niños tanto como a los adultos. ¿Qué tal? ¡No se pierdan nada!

Espaguetis con gulas y gambas

Las gulas son un tipo de anguila fina y pequeña, cuyo grosor y composición es muy similar al de un espagueti. También se les conoce como surimi. Son económicos, por lo que no hay que dejar un ojo de la cara para degustar de este producto.

Sin embargo, bien sabemos que el aspecto puede ser incómodo para algunos. Por lo que, si nunca han comido gulas; cocinarlos en conjunto con gambas hará que el sabor sea menos exótico, y pueda acoplarse más al paladar. ¡Intenten esta receta en primer lugar!

Ingredientes: Para 2 personas

  • 200 gramos su espagueti favorito.
  • 200 gramos de gulas.
  • 4 dientes de ajo.
  • 250 gramos de gambas.
  • Perejil picado.
  • Queso parmesano.
  • Sal y pimienta.

Preparación

En primer lugar, las gambas deben pelarse y dejar solo la carne de los camarones. Se lavan muy bien, se retira cualquier tipo de suciedad que hubiesen podido tener en el fondo; para posteriormente colocarlas en un sartén a sofreír con un poco de aceite, a fuego mínimo. Muevan muy bien y presionen un poco con la cuchara para extraer los jugos de las gambas. Pasados 15 minutos estarán listas.

Se extraen estas, y se cuela ese aceite para utilizar el sabor pero mantener fuera los residuos. Luego, viertan lo colado en otro sartén de preferencia más grande. Mientras, llenamos una olla con abundante agua, sal y la colocamos a hervir. Cuando esté en su punto máximo de ebullición, será momento de colocar los espaguetis, y coser según el tiempo de la marca para que queden al dente.

Mientras se cosen, tomamos el sartén con aceite que habíamos dejado reservado, y encendemos la estufa a fuego mínimo. Cuando esté caliente se colocan los ajos machacados y se mueven muy bien, evitando que se quemen. Al haber dorado levemente se colocan de nuevo las gamas y las gulas, para que se cosan juntas por un periodo de 3 minutos.

Cuando la pasta esté lista, se cuela, pero no completamente, sino dejando un poco de caldo. A esa cazuela se le agregan lo que cocimos previamente, totalmente caliente, para que se fundan los sabores. Lo último será servir, y rociar tanto perejil como queso parmesano para emplatar.

Espaguetis negros con gulas

Este constituye un plato muy interesante, ya que se mezcla el color negro de los espaguetis, en contraste con las gulas blancas. Tiene el mismo procedimiento de la receta anterior, solo que el espagueti es diferente.

Asu vez, también se pueden mantener las gambas, o saltarse ese primer proceso. En ese caso, solo se tomaría una cazuela con aceite, se coloca el ajo, y cuando comience a dorar se colocan las gulas. Como bien dijimos, pasados los 3 minutos estarán pochadas y listas para servirse con los espaguetis. En este caso pueden solo rociar con perejil, o agregar también un poco de queso para el toque final.

Espaguetis con gulas y huevo

En este último caso, es la alternativa más excéntrica, pero que en definitiva les hará cerrar los ojos para degustar tal manjar. Tal como en las recetas anteriores, se mantienen los tiempos, las indicaciones y los pasos. Ya tenemos claros como coser levemente las gulas para que se funda con el sabor del ajo; y que será importante unir todos los ingredientes mientras estén totalmente calientes para que en el vapor se fundan los sabores.

Pero… ¿Y el huevo? Pues, mientras se hacen los espaguetis, los cocemos revueltos en un sartén con un poco de aceite, sal y pimienta. Cuando ya se despeguen solos y estén con un color amarillo intenso, estarán listos. Al momento de agregar las gulas, los añadimos de igual forma. En este caso no se emplata con queso y perejil.

Sobre Las Comiditas De Mami

Quizás te interese

Aguacate con gambas

A la hora de buscar entradas, aperitivos o complementos a segundos platos; estamos en búsqueda …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *