Muslos de pavo al horno

Muslos de Pavo al horno

Aquí estamos de nuevo con nuestros amigos los jesuitas, que de no usarlos casi nada, he pasado a tenerlos como plato de lucimiento, y este lo es. Es una especie de estofado de Pavo, pero en el horno y a baja temperatura.

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 muslos completos de pavo (muslo y contra muslo)
  • 1 tomate hermoso maduro
  • 1 cebolla dulce grande
  • 2 zanahorias
  • ½ pimiento rojo, ½ pimiento verde
  • ½ limón partido en 4 trozos
  • 1 botellin de cerveza
  • 1 pastilla de caldo de ave
  • 1 mezcla a partes iguales de tomillo, romero, orégano, estragón y cominos
  • Aceite, sal y pimienta

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º

Chamuscamos los muslos, los lavamos y dejamos escurrir.

Picamos las verduras a nuestro gusto, pero todas de un tamaño similar, las ponemos haciendo una camita en una fuente de horno, las aliñamos con sal, pimienta y las especias que hemos mezclado y un chorro de aceite, lo mezclamos todo bien y colocamos encima los muslos salpimentados.

Bajamos la temperatura del horno a 130º calor arriba y abajo.

Cubrimos la fuente con papel de aluminio, procurando que quede bien sellado. Lo metemos en el horno durante 120 minutos, dándoles la vuelta cada 40 minutos, cuando lleve 60 minutos de cocción, lo rociamos con el botellin de cerveza, en la que diluimos la pastilla de caldo y dejamos destapado el tiempo restante para que vaya cogiendo un bonito color dorado.

Una vez transcurridos los 120 minutos, pinchamos con una brocheta y si entra con facilidad ya estará hecho, de lo contrario lo dejaremos cocer más tiempo, calculando el mismo de 15 en 15 minutos. Una vez que esté a nuestro gusto, podemos subir la temperatura a 180/190º, para que se tueste y será el momento de dejarlo reposar unos minutos fuera del horno antes de servirlo.

Sugerencias útiles:

En este caso he añadido una pastilla de caldo, porque el pavo sigue siendo un poco insípido y al no llevar caldo casero para la cocción, con algo hay que darle sabor. no obstante, esto es opcional y, a lo mejor en vuestro caso con las especias es suficiente. Para gustos…..

Todos los hornos, ya lo he dicho en otras ocasiones, no calientan de la misma forma, por lo que debemos ajustar el tiempo y la temperatura según nuestra experiencia, pero estas son unas temperaturas básicas orientativas que ayudan un poco.

La cocción a baja temperatura es ideal para un día que no tenemos prisa, pues los alimentos concentran más los sabores, no se secan y salen más jugosos, pero podéis empezar a 180/190º, y continuar así hasta el final de la cocción, no olvidéis reducir el tiempo. Es interesante, al principio tapar la fuente.

Como esto era un estofado, puse patatas en la fuente y fue un fracaso, las patatas se deshicieron y todo estaba rico, pero nada vistoso, para veces sucesivas: patatas fritas.

Sobre Las comiditas de mami

Quizás te interese

solomillo de pavo relleno con jamon y queso

Solomillo de pavo relleno de jamón y queso

Solomillo de pavo relleno de jamón y queso Como se acerca la Pascua y ya …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *