Lasaña de verduras sin pasta

Chicos, nunca habéis tenido lasaña como esta antes. Créanme.

Orígenes de la lasaña

Tal vez como muchos de ustedes, teníamos la impresión de que la lasaña era originaria de Italia. Resulta que su historia de origen es más complicada.

Algunos dicen que el concepto se originó en la antigua Grecia donde las hojas de masa en capas (llamadas laganon) se cortaban en tiras y se cocinaban. Otros afirman que se parece a un plato romano registrado en un libro de cocina en el siglo I d.C. Y otros colocan su origen en Inglaterra o Italia en el siglo XIV, donde los libros de cocina describen el concepto de poner capas de queso y pasta en un plato y hornearlo. (fuente)

Pero no fue hasta el siglo XVI que se registraron versiones basadas en el tomate que se asemejan más a la lasaña de hoy en día. Esas versiones vinieron de Italia. Así que a todos los que contribuyeron a la invención de la lasaña, les estamos eternamente agradecidos.

lasaña de verduras sin pasta

Cómo hacer lasaña de calabacín

Lo que diferencia a esta lasaña de 8 ingredientes del resto son dos cosas: Fideos vegetarianos y un nuevo queso ricotta vegetariano.

¿Ya han probado el “queso” de nueces de macadamia? Ya sabes cómo me gusta mi tofu ricotta, pero esta versión de macadamia es ridículamente fácil (¡no requiere remojo!) y muy cercano en sabor y textura al real.

Además, resulta todo esponjoso y cursi y verde de albahaca fresca. Ooh mama.

En lugar de fideos, opté por calabacín en cinta (en rodajas finas), pero también puedes sustituirlo por berenjena, patatas dulces o fideos de lasaña sin gluten.

También podrías usar la ricotta de macadamia para adaptar mi horneado de lasaña de calabacín de espagueti para otro delicioso plato inspirado en la lasaña.

¡Espero que a todos les guste esta lasaña! Es..:

  • Súper simple
  • Nutritivo
  • Saborea
  • Envasado con vegetales
  • Ricos en proteínas y fibras
  • Delicioso

Esto sería la perfecta comida de la semana cuando quieres algo abundante, saludable y más especial que la pasta y la salsa roja (no es que haya nada malo en ello). Es delicioso por sí solo, pero también se combinaría bien con una ensalada de garbanzos al ajo o estos palitos de pan con parmesano al pesto vegano (no GF).

¡Si prueba esta receta de lasaña de verduras sin pasta, háganoslo saber! Deje un comentario, califíquelo, y no olvide etiquetar una foto #minimalista en Instagram para que podamos ver. ¡Salud, amigos!

Ingredientes

VEGANA RICOTTA

  • 3 tazas de nueces de macadamia crudas o almendras blanqueadas remojadas* (o 1 bloque de 16 onzas de tofu extra firme*, escurrido y secado a presión durante 10 minutos // la cantidad de tofu es como está escrita la receta original // ajustar si se altera el tamaño del lote)
  • 2 cucharadas de levadura nutricional
  • 1/2 taza de albahaca fresca (finamente picada)
  • 2 cucharaditas de orégano seco
  • 1 limón mediano, jugado (~2 cucharadas o 30 ml como está escrita la receta original)
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen (opcional // para sabor + riqueza)
  • 1 cucharadita de sal marina + una pizca de pimienta negra
  • 1/2 taza de agua (y más si es necesario // reducir si se usa tofu ya que requiere menos)
  • 1/4 de taza de queso parmesano vegetariano (opcional // y más para la cobertura)

Instrucciones

Precalentar el horno a 375 grados F (176 C).
Añade las nueces de macadamia a un procesador de alimentos o a una licuadora y mézclalas para combinarlas, raspando los lados según sea necesario. Estás buscando una buena comida.

Agregue los ingredientes restantes: Levadura nutritiva, albahaca fresca, orégano, jugo de limón, aceite de oliva (opcional), sal, pimienta, agua y queso parmesano vegano (opcional). Busca una mezcla/pasta bien purificada.

Pruebe y ajuste los condimentos según sea necesario, agregando más sal y pimienta para darle sabor, levadura nutritiva para darle queso y jugo de limón para darle brillo.

Vierta alrededor de 1 taza (cantidad según la receta original // ajustar si se altera el tamaño del lote) de salsa marinara en una bandeja para hornear de 9×13 pulgadas (o tamaño similar) y forre con calabacín en rodajas finas.
Poner pequeñas cucharadas de mezcla de ricotta sobre el calabacín y esparcirlo suavemente en una capa fina. Esparcir una capa de salsa marinara y luego cubrir con más rodajas de calabacín.

Continúe hasta que todo el relleno y los calabacines se hayan agotado. Las dos capas superiores deben ser de calabacín y luego de salsa. Espolvorear sobre el queso parmesano vegano (opcional), y luego cubrir con papel de aluminio.

Hornee cubierto durante 45 minutos, luego retire el papel de aluminio y hornee durante 15 minutos más. El calabacín debe ser muy fácil de perforar cuando se corta con un cuchillo. Deje enfriar durante 10-15 minutos antes de servir.

Servir inmediatamente con queso parmesano vegano adicional y albahaca fresca. Las sobras se guardan durante 2-3 días en el refrigerador, o en el congelador hasta 1 mes.

Notas

*Si sube las almendras blanqueadas, remojen en agua fría durante la noche (o 6 horas), o en agua muy caliente 1 hora. Luego escúrralas bien y proceda con la receta tal como está escrita.
*Si se usa tofu, asegúrese de que esté firme (no sedoso). Ajustar los condimentos según sea necesario ya que el tofu requiere un poco más de levadura nutricional, sal y albahaca.
*La información nutricional es una estimación aproximada calculada sin queso parmesano vegano o aceite de oliva.

Sobre Las comiditas de mami

Quizás te interese

Bocadillo de pollo

A la hora de escoger algún aperitivo ya sea para los desayunos o las cenas, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *