Como hacer mejillones al vapor

¿Cómo hacer mejillones al vapor?

Los mejillones al vapor son un plato típico de verano de nuestras zonas costeras. El mejillón es un marisco económico y sabroso, excelente como sabroso aperitivo. Además de ser más rápido que la ebullición tradicional, el vapor es muy saludable ya que los nutrientes contenidos en los alimentos no se dispersan en el agua de cocción. La preparación de este plato es de una simplicidad única, con muy pocos ingredientes obtendrá un plato fragante y acogedor.

Es indispensable el uso de una vaporera, con lo que podrás preparar los mejillones al vapor en unos cuantos minutos. ¿Quieres saber cómo hacer mejillones al vapor? A continuación, compartimos contigo el mejor método:

como hacer mejillones al vapor

¿Cómo hacer mejillones al vapor?

1. Lo primero que debes hacer es limpiar de la mejor manera posible los mejillones, quitando la  parte externa y rallando cualquier incrustación en la superficie de la cáscara con un cuchillo. Para esta operación, debes de tener paciencia y hacer el trabajo de la mejor forma posible; ya que este es un paso importante que no debe subestimarse.

En este punto, vierte agua mineral en el vaporizador y también agrega medio vaso de vino blanco, de modo que una vez que se abran los mejillones se remojen bien. Ahora coloca la vaporera y, en ella, una parte de los mejillones (o bien, todos ellos, si no son demasiados).

2. En un segundo momento, agregaremos el resto de los mejillones, una vez que hayamos limpiado la totalidad de ellos, y pasaremos a cubrir con la tapa. Esperaremos unos 5-6 minutos, hasta que los mejillones comiencen a abrirse.

3. Una vez que todos se hayan abierto, vamos a retirar la tapa y transferir los mejillones calientes a un plato. Antes de servir, te aconsejamos espolvorear con perejil fresco y jugo de limón.

Así mismo, en nuestra opinión, algo que va muy bien con un plato de mejillones al vapor es una copa de vino blanco.

Consejos y trucos sobre cómo hacer mejillones al vapor

– Sirve los mejillones al vapor como aperitivo ligero, y como mencionamos anteriormente,  acompañados de un buen vino blanco.

– Coloca una rodaja de limón adicional en el plato para que tus invitados puedan agregar jugo como lo deseen.

– No olvides agregar un tazón de agua y limón a la mesa para limpiarte las manos conforme consumas los mejillones o una vez que finalices con el plato.

Así mismo, para poder hacer los mejores mejillones al vapor, es esencial seleccionar los mejores mejillones disponibles. A continuación, compartimos contigo algunos consejos importantes.

¿Cómo reconocer mejillones frescos para hacer al vapor?

El mejillón es un molusco que en su parte estructural consta de dos conchas idénticas, en forma de gota, y unidas por una especie de bisagra, formada por dientes.

Los mejillones los podemos encontrar en forma abundantemente en casi toda la extensión del mar Mediterráneo; siendo una especie que vive aferrada a las rocas a través de un filamento llamado “lino fino”.

En el mercado podemos encontrar mejillones de diferentes tamaños, siendo los más usuales los que rondan los 5 cm; si bien también pueden alcanzar 10 u 11 centímetros sin problemas.

Los mejores mejillones son ideales si los conseguimos frescos, pero en los supermercados también podemos encontrarlos congelados y pelados. Hay que decir que los mejillones son moluscos que deben consumirse, una vez comprados, lo antes posible. En el refrigerador de nuestra casa, es posible almacenarlos, posiblemente, ya limpios, por no más de un día.

Desde el punto de vista nutricional, los mejillones son ricos en proteínas, vitamina C y, además, están indicados en el caso de las dietas bajas en calorías.

como reconocer mejillones frescos

Comprueba el origen de los mejillones

Como ya hemos, estos deliciosos mariscos deben consumirse de acuerdo con reglas específicas. La primera es que, idealmente, para hacer mejillones al vapor, deben de ser frescos; incluso mejor son recién capturados. Otro detalle que no debe pasarse por alto es que los mejillones retienen grandes cantidades de agua, de donde obtienen alimento; no obstante, dependiendo de su origen, esta agua pudiera estar contaminada y, por lo tanto, infectar a los mejillones. Por lo tanto, es muy importante verificar su origen al momento de realizar la compra.

Comprueba la cáscara o concha del mejillón

Cuando vamos a cualquier pescadería o mostrador de supermercado, lo primero que debemos hacer es verificar que todos los mejillones tengan las conchas cerradas. Este punto es vital, ya que indica que el mejillón está fresco. Otro truco es evaluar cuidadosamente que las conchas son hermosas, brillantes y no están envueltas en ninguna película que las haga opacas.

Siempre en el momento de la compra, también debemos verificar que todas las conchas estén perfectamente intactas, en el caso de que en medio de los mejillones que estamos comprando, también haya uno roto, es mejor buscar en otro sitio.

Verifica la etiqueta en el paquete

También debemos recordar que, en la mayoría de las áreas de producción de estos mariscos, existe una ley vigente que exige la pesca de mejillones solo en períodos favorables del año, por lo que siempre es bueno verificar que en el empaque se encuentren visibles tanto el lugar de pesca como la fecha. En general, los mejillones se venden o están sueltos, o dentro de redes de plástico, en ambos sentidos es posible ver perfectamente el producto que estamos comprando. Si, por otro lado, compras al por mayor, debes verificar cuidadosamente todos los detalles sugeridos en el paso anterior y pedirle al vendedor información detallada sobre el producto.

Ten cuidado con los mejillones no regulados

Los mejillones que se encuentran en el mercado provienen de granjas ubicadas en áreas particulares, generalmente en mar abierto, monitoreadas constantemente por personal especializado, con el fin de garantizar la máxima frescura y seguridad para el consumidor final. Los que surgen espontáneamente unidos a las rocas o pilares, no se pueden colocar en el mercado, ya que carecen por completo de los controles de salud adecuados, por esta razón siempre es mejor ser cauteloso si se nos ofrecen mejillones no regulados o fuera de los establecimientos de costumbre (ello, por nuestra propia seguridad).

Sobre Las comiditas de mami

Quizás te interese

arroz con pollo

Arroz con pollo

Deliciosos muslos de pollo preparados, cubiertos con un maravilloso aliño, calentados sobre un delicado arroz …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *